Agilizar los pagos a través de móviles


Parece que hablar de smartphones se traduce en oportunidad de ventas.

La empresa de pagos en línea PayPal presentó PayPal Here, una solución en pagos móviles que permite a las pequeñas y medianas firmas aceptar casi cualquier método de pago.

El servicio consta de una aplicación para iPhone —pronto para Android— y un lector de tarjetas que encripta la información de los pagos para proteger datos.

Permite el envío de recibos, pago con tarjetas de crédito y débito, cheques y pagos de cuentas PayPal.

Esta aplicación está dirigida a pequeñas empresas, proveedores de servicios y vendedores en general, lo que se traduce en una mayor oportunidad de ventas.

¿Cómo Funciona? Los comerciantes deslizan las tarjetas en el lector; pueden escanear tarjetas y cheques usando las cámaras de los teléfonos celulares o ingresando manualmente la información del titular de la tarjeta dentro de la aplicación. También manda recibos y ajusta los términos de pago directamente desde la aplicación.

También, lanzó la última versión de su aplicación PayPal Mobile para iPhone, donde los usuarios podrán utilizar la opción ‘local’ para localizar negocios cercanos que acepten PayPal Here. Cuando el cliente esté listo para pagar, pueden enviar una notificación al negocio con un sólo toque en su teléfono móvil.

Los comerciantes pagan una tarifa de 2.7% por tarjeta deslizada o pago por medio de PayPal; cada comerciante que utilice PayPal Here recibirá una tarjeta de debito empresarial para tener acceso a su dinero y 1% de abono en efectivo en algunas compras. Si en los negocios se utiliza la tarjeta de débito para realizar compras, su tarifa se puede reducir hasta en un 1.7%.

Fuente: El Universal

Anuncios

Yo, con mi ‘smartphone’, a todas partes


El uso de dispositivos móviles crece en las pequeñas empresas, aunque el alto coste de la tecnología sigue siendo la principal barrera

Carlos Otiniano – Madrid – 02/04/2012 – 07:00

Coladilla, un pueblo de 40 habitantes a media hora de León, al que llegan muy pocos turistas, parece el lugar menos apropiado para vender artesanía. Pero para la ceramista Pilar Tirado, que lleva 24 años viviendo aquí, esto nunca ha sido un problema. Con su taller factura unos 30.000 euros al año y tiene clientes en toda España, desde un coleccionista de belenes en Tenerife hasta una tienda de recuerdos en la Plaza Mayor de Madrid.

Cuando empezó, hace 17 años, vendía las piezas únicamente en ferias de León y Valladolid. Tiempo después contrató un servicio de internet por satélite -la conexión a través de fibra óptica no es buena en la zona- y se compró un ordenador de mesa. A partir de ahí sus entregas a particulares aumentaron tanto como su uso del correo electrónico.

Ahora trabaja con un portátil, envía fotos y contesta pedidos por su smartphone, y tiene su propia página web, además de perfiles en Facebook y Twitter. “Tener internet en el móvil facilita mucho la comunicación y el trato inmediato con los clientes, mientras que estar en las redes sociales te da visibilidad”, dice Tirado. “Si no estás en la web, no existes”.

La sentencia, que se ha vuelto ya una perogrullada, está siendo interiorizada por un número cada vez más grande de pequeñas y medianas empresas.

A pesar de la crisis, el porcentaje de pymes españolas que utiliza teléfonos inteligentes, tabletas, portátiles y otros dispositivos móviles aumentó el año pasado del 35,6% al 48%, de acuerdo con un estudio de Fundetec, una fundación que promueve el uso de las nuevas tecnologías. El informe, en cuya elaboración también ha participado la Dirección General de Industria y de la Pyme, se basa en encuestas a una muestra de 2.171 empresas de sectores que suponen el 40% del PIB español: logística, transporte, hotelería, turismo rural, comercio minorista, artesanía, agroalimentación, instalación de telecomunicaciones e ingeniería de consulta.

Lee la noticia de Cinco Días completa aquí