Comunicación y huelga


El 29 de marzo se acerca a pasos de gigante entre una vorágine de información, en muchos casos de desinformación. Más allá de la conveniencia o no de dicho paro, menester que no atañe a este blog, desde Pymesalpoder tratamos de buscar algunas claves que de manera práctica ayuden a gestionar una situación que puede derivar en conflictos entre empresarios y trabajadores.

Hoy dejamos un fragmento del editorial publicado en 2010 en la página web http://www.rrhhmagazine.com, con fecha del 28 de septiembre y anterior a la huelga general que durante el gobierno de Zapatero y con motivo de los recortes se vivió en nuestro país:

“Hoy vivimos la antesala de una huelga general que viene siendo anunciada por los sindicatos UGT y CCOO desde hace más de 3 meses.

 Usted, como director y profesional de RRHH, ¿cómo cree que ha gestionado la comunicación interna sobre la huelga en su empresa o centro de trabajo?,¿qué instrucciones ha dado a los managers y mandos intermedios para que afronten con existo las preguntas de sus equipos de trabajo?, ¿cómo valora la actuación de las centrales sindicales en cuanto a la información y difusión que han hecho de la huelga?, o ¿cómo ha sido el proceso de negociación de los servicios mínimos en su empresa?

 Seguramente, y según la naturaleza de la actividad de la empresa y su estructura de trabajo, las respuestas serán muy diferentes. Sin embargo, todas deben partir de la base que nuestro trabajo consiste en garantizar tanto el derecho constitucional de la huelga, como el derecho a trabajar para quienes lo deseen, con independencia de nuestra postura política e ideológica ante la Huelga.

 Durante esta semana la calidad del clima interno de nuestras empresas y centros de trabajo depende en gran medida de las estrategias que hayamos puesto en marcha para cuidar la comunicación interna, las relaciones laborales y la organización del trabajo. Estrategias que si nunca fueron tratadas o desarrolladas en profundidad, a partir de mañana podrán desencadenar un grave conflicto interno entre la organización, los empleados y los clientes, que incluso puede prolongarse en el tiempo.

 Asimismo, y una vez que finalicen las movilizaciones anunciadas, también será necesario revisar la estrategia con la que gestionamos un conflicto laboral de estas características, que nos interesemos por conocer cuáles fueron los canales de comunicación que realmente funcionaron y que reflexionemos sobre nuestra propia capacidad de resolución de conflictos. Principalmente, porque sólo en situaciones de ‘crisis’ como ésta podemos poner en práctica y evaluar lo que hemos aprendido en la teoría

(…)

La transparencia es, en momentos de crisis aún más, la clave para mantener la tranquilidad en el ambiente laboral y tratar de reducir al máximo las tensiones que se puedan ir produciendo tanto en los días previos como en los posteriores al paro general.